Actualidad

Ingennus en la mesa debate “Mujeres y arquitectas: diálogos intergeneracionales”

Elena Vallino, arquitecta socia y directora de proyectos en Ingennus, participó el pasado 7 de octubre en la mesa debate sobre “Mujeres y Arquitectas: Diálogos Intergeneracionales”, organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón y enmarcada en la Semana Internacional de la Arquitectura. Le acompañaron las arquitectas Nazareth Gutiérrez y Patrizia di Monti, y la estudiante de arquitectura Laura Guinda en un acto moderado por Lucía Carmen Pérez, Doctora en Arquitectura, profesora en la Universidad de Zaragoza, e investigadora en arquitectura y pensamiento feminista.

Tras la presentación de cada una de las participantes, se puso sobre la mesa la situación en la que se vio inmerso el sector de la arquitectura tras la crisis económica iniciada en 2008. Una de las conclusiones a las que se llegó fue el constante cambio de la sociedad tras una situación nueva e imprevista y, en consecuencia, la obligación de adaptar la actuación arquitectónica a las nuevas necesidades.

A raíz de ello, Guinda hizo hincapié en el pensamiento generalizado de los jóvenes que pronto se unirán al sector: “Sentimos que necesitamos otras opciones”. Con estas palabras ahondaba en la necesidad de reestructurar el trabajo del arquitecto para adaptarse a los tiempos actuales.

Además, se habló de la importancia de escuchar al entorno, así como de tener en cuenta cada una de las variables que influyen en el diseño de los proyectos. ¿El objetivo? Atender al pensamiento posmodernista que, como aclaró la moderadora, “se basa en adaptar el proyecto al usuario, y no al revés”.

Tal y como indicó Patrizia, “la ciudad ya existe, pero hay que reprogramarla”, a lo que añadió que “debemos plantearnos la utilidad del espacio”. Ligado a esta concepción de la arquitectura como un elemento integrado en la sociedad, Nazareth puntualizó la importancia del “acercamiento a lo local y al ciudadano”, así como la necesidad de “replantearnos una arquitectura sincera para dar una respuesta al individuo”.

Con respecto a la forma de trabajar, se puso sobre la mesa la importancia de contar con equipos multidisciplinares, ya que, en palabras de Elena Vallino, “cuanto más diverso y transversal sea el equipo, los resultados son mejores”. Vallino comentó también la necesidad de sumar fuerzas con otros estudios para conseguir proyectos ambiciosos a nivel nacional e internacional, aprovechando las oportunidades existentes en los países emergentes gracias a la financiación de proyectos por parte de organismos como la ONU, la UNESCO o el Banco Interamericano de Desarrollo.

El encuentro concluyó remarcando la constante evolución y renovación que deben experimentar los arquitectos, adaptándose a las nuevas tendencias y necesidades. Parte de esa evolución pasa por la colaboración entre estudios para favorecer el desarrollo de proyectos de forma óptima, además de continuar observando el contexto para introducir herramientas y metodologías más precisas y menos intrusivas.